fbpx

¿Por qué la obesidad y la escucha interna están relacionadas?

La obesidad y la escucha interna son dos aspectos que aunque parezcan muy diferentes suelen estar muy relacionados. La gran mayoría de los pacientes obesos suelen tener un nivel de escucha interno muy bajo, es decir, tienen dificultad en pararse a escuchar sus sensaciones, necesidades, emociones, etc. Algunos experimentan esta desconexión desde la infancia y otros a raíz de alguna situación traumática que ha ocurrido en algún momento de su vida y que no han podido elaborar.

La obesidad y la escucha interna están relacionadas porque una persona que se escucha, que se tiene en cuenta, es muy difícil que coma más cantidad de comida de la que necesita, que picotee de manera indiscriminada, que lleve una vida sedentaria, que coma compulsivamente… Las personas obesas (al igual que muchas otras) viven en una gran desconexión de su cuerpo y de sus emociones y a la más mínima contrariedad o sensación desagradable la acallan con algún tipo de actividad, y sobre todo, comiendo. Suelen decir que la comida les da placer, les calma, les llena ese vacío interno, les quita esa sensación de malestar e incluso muchos reaccionan de manera automática sin conciencia de ese malestar. Quizás la diferencia entre una persona obesa y otra que no lo es, radica en que el obeso suele utilizar la comida como medio principal para no escucharse a sí mismo y el no obeso ha desarrollado otras estrategias.

¿Cómo desarrollar la escucha interna?

Desarrollar la escucha interna es uno de los aspectos clave que previene la obesidad y puede llevar a su solución. ¿Y cómo se desarrolla la escucha a uno mismo? Pues básicamente atendiendo a:

– Sensaciones físicas: cansancio, sensación de saciedad, dolor, agotamiento, frío, calor, pesadez, ligereza…
– Emociones: tristeza, miedo, alegría, dolor, angustia, amor, rabia…
– Necesidades básicas: hambre, sueño, sed, reconocimiento, afecto, disfrute…

Para conectar con todo esto, necesitamos pararnos, darnos un espacio en los que poder sentirnos. Darnos cuenta de la fobia y la actitud de evitar que tenemos frente a nuestro sentir, y ponernos como objetivo el permitirnos experimentar estas sensaciones y emociones
Por ejemplo, si no aceptamos nuestra inseguridad y nuestro miedo, como mecanismo de defensa para no sentirlo podemos volcarnos en el trabajo y en el ritmo diario, pero en el momento que paramos, empiezan las sensaciones desagradables de malestar y necesitamos picar para poder acallar esas sensaciones. Por lo tanto, el objetivo sería poder sostener esas sensaciones, escuchándonos sin intentar salirnos de nosotros mismos.

La obesidad y la escucha interna. El papel de la cirugía bariátrica.

La cirugía bariátrica tiene un papel muy importante sobre la escucha a las sensaciones corporales. Los pacientes operados refieren una mayor conexión con su sensación de llenado y también de hambre. Comen más despacio y al principio para no tener molestias, le tienen que dedicar mucha atención a las sensaciones que vienen del estómago. Por lo tanto, aumenta la escucha al cuerpo y a sí mismos. De hecho, muchos pacientes suelen relatar que a raíz de la operación están más en contacto con lo que necesitan y con lo que no les sienta bien en sus vidas. Por lo tanto, la operación puede ser una buena oportunidad para el cambio, siempre y cuando el paciente está abierto y predispuesto a ello.

Fuente: Yolanda Melero.

Realice su consulta

Le responderemos a la brevedad.