Comer sano en la oficina

Son muy pocos los trabajadores que tienen la posibilidad de ir a comer a casa, por lo que lo más habitual es optar por tres soluciones diferentes: hacerlo en el comedor de la empresa, aunque sólo lo tienen las de gran tamaño; comer en locales próximos a la oficina, buscando menús del día, bocadillos u otros tipos de comida rápida y llevarse la comida de casa para comer en la propia oficina. En cualquiera de los casos, la definición de comer sano es la misma: seguir una dieta equilibrada, teniendo en cuenta el desayuno y la cena que se realizan en casa, tomarse el tiempo necesario para hacerlo (una hora es más que suficiente), y comer ligero, pues de lo contrario será difícil trabajar con normalidad. Por supuesto, nada de bebidas alcohólicas.

Realice su consulta

Le responderemos a la brevedad.

    LLAMAR AHORA